//
you're reading...
News

Tres claves para no salir timado durante el Black Friday

El consumidor puede reclamar cualquier infracción por vía judicial. Tres claves para no salir timado durante el Black Friday

Facua recomienda que para detectar los timos, puede recurrirse a anuncios y catálogos publicitarios o recibos de compras recientes y comparar los precios con los del Black Friday
Los productos rebajados deben tener la misma calidad que los que se vendían en condiciones normales de precio.

Según el último estudio de Facua, el 83% de los españoles creen que la gran mayoría de comercios oferta falsos descuentos en una parte de sus productos durante el Black Friday. La asociación de consumidores y algunas sentencias del Tribunal Constitucional en esa materia avalan las claves que recopila preferente.com para salir airoso del torbellino de ofertas del viernes negro

black-friday-ofertasA estas alturas la mayoría de sectores sucumben a la fiebre del Black Friday importada de Estados Unidos (Meliá, pionera en vender reservas en Amazon por el Black Friday), (Tui UK también se suma a las ofertas del Viernes Negro). Lo cierto es que, como en toda temporada de rebajas que se respete, el consumidor debe estar atento a tres puntos clave para saber identificar las ofertas reales de las ficticias:

1. El vendedor debe dejar constancia de la reducción de precios enseñando en lugar visible el valor anterior junto al reducido. Se entiende por precio anterior el menor que haya sido aplicado sobre productos idénticos en los 30 días precedentes, según una sentencia del Tribunal Constitucional de 2016, publica Expansión.

En este punto, Facua recomienda que para detectar los timos, puede recurrirse a anuncios y catálogos publicitarios o recibos de compras recientes y comparar los precios con los que muestren los productos durante este viernes. Asimismo, invita al consumidor a que denuncie en caso de que la tienda asegure que un producto tiene un descuento y éste en realidad no exista o su porcentaje de bajada no se ajuste a la realidad.

“Los consumidores pueden realizar fotografías y difundirlas a través de las redes, además de presentar denuncias ante las autoridades autonómicas de protección al consumidor para que apliquen sanciones”, asegura. Facua advierte también que hay empresas que en los días previos al Black Friday incrementan los precios de muchos productos para después devolverlos a su importe original durante la campaña comercial del cuarto viernes de noviembre.

2. Los productos rebajados deben tener la misma calidad que los que se vendían en condiciones normales de precio, ya que está totalmente prohibido ofertar artículos deteriorados. Así lo dice una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Islas Baleares: desde el momento en el que se ofrece al consumidor un producto se genera ante el destinatario una confianza legítima en que podrá ser utilizado, si no eternamente, al menos durante un prolongado periodo de tiempo o usos.

A este respecto, la asociación de consumidores recuerda que si los productos adquiridos durante el Black Friday tienen algún defecto de fabricación, sea cual sea su porcentaje de descuento, no dejan de tener dos años de garantía, que tiene que asumir el establecimiento. Asimismo, si se adquieren a través de Internet, los consumidores tienen catorce días para devolverlos en caso de que se arrepientan, para lo que sólo tendrán que hacerse cargo de los gastos de envío. Y si el artículo está defectuoso, es la tienda la que debe asumir ese coste.

3. Los productos adquiridos por Internet tienen la misma garantía de dos años que cualquier otro comprado nuevo. Si hay algún defecto de fábrica, es responsabilidad del fabricante arreglarlo, cambiarlo por el mismo producto nuevo o bien devolver el dinero.

En este punto, los consumidores alegan que pueden ejercer su derecho de desistimiento durante 14 días naturales. Sin embargo, hay algunas excepciones en las que la tienda no está obligada a devolver el dinero: en música, vídeo, software, videojuegos –cuando se retira el precinto se pierde el derecho de desistimiento–, prensa y revistas, productos personalizados, alimentos y otros artículos de rápida caducidad.

RECLAMACIÓN Y SANCIONES

Para hacer una reclamación respecto a cualquier producto, el consumidor debe rellenar la hoja de reclamaciones disponible en todos los establecimientos comerciales. Si la tienda se niega a facilitarla, el consumidor puede presentar una queja ante la oficina municipal de información, la dirección general de consumo o ante una asociación de este segmento.

Si el vendedor no respeta la normativa en materia de consumidores, puede ser castigado con una multa cuya cuantía variará en función del grado de la infracción cometida. En una infracción leve, que se puede dar si en los artículos rebajados no figuran los precios habituales de los mismos, la empresa se enfrentaría a una multa de hasta 6.000 euros. En la infracción grave, que se podría dar por falta de veracidad de los anuncios promocionales, el Código Penal prevé multas de entre 6.000 y 30.000 Euros.


 

Anuncios

Acerca de A. R. A

Tony R. Álvarez nacido en Algeciras provincia de Cadiz -Andalucia Spain, trabajo y resido en Algeciras. Consultor Hotelero.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: