//
you're reading...
News

Dolares o €uros

Mitos y verdades sobre el cambio de dinero en los viajes

Todo lo que hay que saber para cambiar eficazmente nuestro dinero fuera de la zona euro

Mitos y verdades sobre el cambio de dinero en los viajes

Desde el rublo ruso al dírham marroquí, pasando por la corona danesa o el yen japonés. A día de hoy existen 182 tipos de cambio diferentes en el mundo. Conocer de antemano los lugares turísticos imprescindibles que visitaremos o el tiempo que hará durante nuestra estancia para preparar bien la maleta, son tareas previas a cualquier viaje. Del mismo modo, si en el país al que vamos no opera el euro, tendremos que considerar con antelación la posibilidad de cambiar moneda.

En función del tiempo que estaremos en el país de destino, valoraremos cambiar más o menos cantidad. No obstante, siempre hay gastos fijos a los que tendremos que hacer frente, como los tickets de transporte o los gastos en comida y bebida. El universo del cambio de moneda está plagado de clichés. Algunos son ciertos, pero otros no tienen ningún fundamento. Ser previsor y echar cuentas nos ayudará a ahorrar y a evitar la molestia de volver a casa con demasiada moneda sobrante.

«El tipo de cambio debe ser igual en todos los sitios»

Nada más lejos de la realidad, ya que el tipo de cambio es libre y cada operador impone el suyo. Los tipos oficiales son meramente informativos. Pero empecemos por el principio. Si vamos a viajar al extranjero, lo primero que necesitamos saber es cuánta moneda extranjera recibiremos por cada euro. De este modo, sabremos cuánto dinero tenemos que cambiar en función de los días de estancia y los gastos previstos. El valor de las divisas frente a otras es el tipo de cambio, también llamado cotización.

Debes saber que… Existe un tipo de cambio vendedor (lo que recibes cuando cambias euros) y otro comprador (lo que recibes cuando cambias la moneda extranjera de nuevo a euros). El de venta siempre es superior al de compra. Esto podría significar que al deshacerte del dinero que te ha sobrado al final del viaje, recibirás menos euros, pero dado que el mercado de divisas fluctúa constantemente, incluso puedes llevarte una grata sorpresa.

«El mejor sitio para cambiar es el aeropuerto»

Mitos y verdades sobre el cambio de dinero en los viajes

Mentira. Ésta es una de las máximas falsas más repetidas sobre el cambio de divisa. Ciertamente, el aeropuerto es un lugar muy seguro para obtener moneda extranjera, pero también es el entorno donde más bajo puede ser el tipo de compra y más abusivas pueden ser las comisiones. En ocasiones, por falta de tiempo para preparar el viaje a conciencia, no nos queda más remedio que acudir a alguno de estos mostradores y obtener algo de moneda local para poder pagar el autobús, tren o taxi hasta el hotel.

Debes saber que… Aunque no hay pruebas fehacientes, el rumor de que los puestos de cambio de las terminales de los aeropuertos pactan sus tipos es un secreto a voces. No hay que perder de vista que su situación es privilegiada, y lo aprovechan de forma consciente. Muchos viajeros llegan al país de destino sin tener moneda en curso en el bolsillo y hacen su primer cambio aquí.

«Los peores sitios… las casas de cambio del centro»

Depende. En ocasiones, son la mejor opción. Ciertos carteles a todo color con frases como “el mejor cambio al 0% de comisión” parecen más de un supermercado que de un negocio serio, pero la verdad es que se suele ganar en comparación con el aeropuerto. Hay que ir más allá de los reclamos y realizar los cálculos oportunos con las tasas ofrecidas. Habitualmente, la exención de comisiones repercute en un tipo de compra más reducido, dado que de algún lado deben extraer su margen de beneficio.

Debes saber que… No es recomendable cambiar en la primera que se encuentre. La competencia es grande, sobre todo en las zonas céntricas de las ciudades, donde se concentran los turistas y hay una casa de cambio en cada esquina. La brecha entre los tipos que ofrecen estos establecimientos invita a comparar varios de ellos antes de realizar la transacción.

«No hay que aceptar ofertas en las cercanías de una casa de cambio»

Hay turistas incautos que siguen picando. La operación se desarrolla de la siguiente manera. Una persona que quiere comprar moneda extranjera se para ante un cartel de una casa de cambio para leer los tipos, intentar descifrarlos y hacer cálculos. Una persona se le acerca y le persuade ofreciéndole un cambio mucho mejor. El turista, cegado por el fajo de billetes que le muestra el espontáneo, y convencido de hacer una buena operación, acepta, pero pronto se percata de que los billetes son falsos. El timador ya está muy lejos como para reclamarle.

Debes saber que… Hay que ignorar a cualquiera que trate de engatusarnos. A veces, para que nos cercioremos de que los billetes son auténticos, nos acompañan a una casa de cambio cómplice, pero sigue siendo imposible reclamar porque no hay recibo. Si no tienes mucha cultura financiera, es posible que incluso la paridad forzada (un euro por una moneda extranjera) te suene hasta bien, pero por norma general es un mal negocio.

«Hay que evitar cambiar en nuestra entidad financiera de siempre»

Falso. Si se dispone de tiempo, es la mejor de las opciones posibles. Las tasas de cambio son negociables, aunque parezca que están escritas con sangre. Si tienes confianza con el personal de tu entidad financiera y vas a cambiar una suma interesante, seguro que finalmente te ofrecen un tipo más sustancioso o una comisión menos abultada. El mejor modo de obtener ese dinero en efectivo que necesitaremos para empezar a movernos en el país extranjero nada más aterrizar es éste.

Debes saber que… El inconveniente que tiene optar por este método es que es muy posible que el cambio no sea inmediato y tengamos que esperar unos días. En función de la cantidad que necesitemos y de la moneda del país de destino, la recepción podría tardar entre tres días y una semana. Las entidades no tienen todas las divisas existentes, solo las más comunes. No es lo mismo pedir libras esterlinas que coronas checas.

«Es mejor cambiar euros por dólares porque los aceptan en todos los sitios»

Mitos y verdades sobre el cambio de dinero en los viajes

No tiene por qué. Es cierto que en muchos hoteles y restaurantes a los que acudas podrás pagar en dólares, pero en negocios a pie de calle te será más difícil. Hay países muy “dolarizados”, como casi todos los de América del Sur, donde es normal aceptarlos, pero el cambio lo suelen dar en moneda local, aplicando un tipo que suele distar del que podríamos conseguir en cualquier casa de cambio. Lo mejor es disponer de una cantidad en moneda del país donde estemos de vacaciones porque a la larga nos resultará más económico.

Debes saber que… El dólar americano tiene un arraigo muy fuerte en muchos países, y aunque no sea su moneda corriente, está muy bien valorada. No obstante, esta divisa ha ido perdiendo fuerza frente al euro, que también es una divisa apreciada.

«Los países con dificultades económicas tienen tipos de cambio más bajos»

No es cierto, pero tampoco es falso del todo. Digamos que es una verdad a medias. Las divisas fluctúan continuamente, minuto a minuto. El tipo de cambio oficial depende de muchos factores: desde el PIB hasta el paro, pasando por el estado de las entidades financieras o la deuda pública. Por esta regla de tres, España sería un país que tiraría del euro hacia abajo, junto con Grecia, Portugal e Italia, pero dado que es una moneda que abarca más territorios, la presión de los que tienen una economía saneada no deja que ésta caiga.

Debes saber que… Es casi imposible saber cómo se va a comportar una moneda a corto plazo. Con perspectiva, sí que es posible observar determinados ciclos al alza o a la baja, pero de un día para otro es pura suerte. Hoy consigues 1,5 de tal moneda por cada euro y mañana 2, pero pasado mañana el tipo puede bajar a 0,5. Completamente impredecible. Es mejor no pensarlo demasiado.

«Sacar dinero con la tarjeta conlleva una comisión altísima»

Mitos y verdades sobre el cambio de dinero en los viajes

Todo depende de tu banco y del tipo de tarjeta, ya que no suele operar la misma comisión para débito que para crédito. Lo importante es que lo consultes antes de coger el avión, puesto que si la comisión es baja incluso te podría compensar sacar dinero en un cajero ya en el país donde estás de vacaciones contra tu cuenta en España en euros. De este modo, te ahorrarías el perder una mañana o una tarde en visitar diferentes establecimientos de cambio para saber cuál es el tipo que te conviene más.

Debes saber que… Si se te ha olvidado consultarle a tu banco o caja cuál es la comisión que aplican por sacar dinero con tu tarjeta en un país extranjero, que sepas que la comisión más típica ronda el 4% sobre el total. El consejo es bastante lógico: si no te queda más remedio y tienes que acudir a un cajero, cuánto más cantidad de dinero saques de una vez, mejor para tu economía.

«Hay que pagarlo todo con tarjeta y el mínimo al contado»

Mitos y verdades sobre el cambio de dinero en los viajes

La mejor opción, sin duda. Si en tu hotel, en los restaurantes, en el centro comercial o en las máquinas expendedoras de títulos de transporte aceptan pago con tarjeta de crédito, ni te lo pienses. Antes de salir de viaje, revisa los límites de tu tarjeta (para sacar dinero de cajeros y para pagar en comercios) y, si es posible, lleva más de una con el fin de evitar contratiempos. Una vez terminado el viaje, consulta los movimientos cargados en tu tarjeta y comprueba que el tipo aplicado es el oficial en cada momento.

Debes saber que… Hay países en los que determinados sitios de interés turístico, como museos, catedrales, monumentos, etc. ofrecen venta anticipada de entradas a través de Internet. El precio de las entradas online suele llevar aplicado un descuento frente a las que se adquieren in situ, y eso, a pesar de la comisión de entre el 1% y el 2% que se aplica durante la compra electrónica con tarjeta.

«Si no te gastas el dinero antes de volver, no podrás cambiarlo en tu país»

Muy cierto. Más allá del euro, el dólar, el yen y alguna moneda más, hay una serie de divisas llamadas no convertibles que solo se pueden comprar y vender en el país al que pertenecen. Si vuelves a España con alguna de ellas, te la tendrás que quedar de recuerdo o guardarla para el próximo viaje al mismo lugar, dado que el banco no te la va a cambiar. Con las divisas convertibles no tendrás problemas, siempre que sean billetes, ya que las monedas no te las cambiarán tampoco.

Debes saber que… Es importante que calcules bien las dietas diarias y obtengas el dinero en metálico estrictamente necesario. La última oportunidad que tendrás para deshacerte de una moneda exótica e imposible de cambiar a euros tras tu viaje son las tiendas duty free del aeropuerto. Aprovecha la ocasión para tener un detalle con un familiar o un amigo y regalarle un souvenir.

Acerca de A. R. A

Tony R. Álvarez nacido en Algeciras provincia de Cadiz -Andalucia Spain, trabajo y resido en Algeciras. Consultor Hotelero.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Instagram

David Collado 2020 Jijijijijiji la LOMCE 😜 Felicidades a todos 🌹🌹 Team work Xmast 🌹 Felicidades ❤️ Felicidades ❤️ Navidad🌹 Puerto de la Duquesa mucha lluvia ☹️️ Estepona inundada Sabainilla ☹️️ mucha lluvia
A %d blogueros les gusta esto: