//
you're reading...
News, Tourism

Siwa, el gran oasis de Egipto

 

 

 

Este oasis es poseedor de una historia y unos paisajes únicos

Siwa, el gran oasis de Egipto

Con sus numerosos manantiales, pequeños lagos y mar de palmeras, Siwa es un oasis de ensueño. No en vano, esta era la sede del mítico oráculo de Amón, donde Alejandro Magno buscó la confirmación de sus ambiciones de grandeza.

Ricard González Egipto 11 de enero de 2012

 

 

 

Decir Egipto es sinónimo de Nilo, la fuente de vida de este árido territorio desde tiempos inmemoriales. En sus orillas y delta, vive cerca del 95% de la población egipcia. Sin embargo, el viajero que desee conocer las maravillas de este país, no debería olvidar visitar Siwa, un enorme oasis de decenas de kilómetros de extensión situado muy cerca de la frontera con Libia, y poseedor de una historia y paisajes únicos.

Desde la antigüedad, la exuberancia de Siwa ha atraído a todas las potencias y civilizaciones que han querido dominar la tierra de los faraones. Hace más de 2.300 años, aquí vino Alejandro Magno, siguiendo el camino que le marcaban unos pájaros a través del desierto, para consultar al legendario oráculo de Amón si era el hijo de Zeus. Y según algunos historiadores, tras su muerte, fue exhumado en este mismo oasis.

Territorio de frontera, Siwa fue no incorporado a Egipto hasta 1819 por las victoriosas tropas de Mohammed Ali. A diferencia de la mayoría de la población egipcia, sus habitantes son amazighs, y conservan su cultura y lengua propia, el siwi, que nada tiene que ver con el árabe, y mucho con la lengua autóctona del Magreb. De tradiciones muy conservadoras, la mayoría de sus mujeres se visten con un velo integral, y apenas salen a pasear por el pueblo en época turística.

En la ciudad vieja

El principal interés turístico de Siwa reside en su ciudad vieja, conocida como shali (ciudad en el dialecto local). Construida íntegramente de adobe aprovechando que sólo se registran lluvias fuertes una vez cada 50 años, fue habitada hasta hace apenas unas décadas. De hecho, entre sus ruinas, algunas casas han sido renovadas y viven varias familias. También lo ha sido la Casa-Museo, que recrea cómo eran las viviendas tradicionales.

La ‘Montaña de los muertos’ fue usada como necrópolis en el Antiguo Egipto

Situada en las laderas de un pequeño promontorio, la ciudad vieja estaba fortificada para protegerla de invasiones, y sus edificios más elevados y sofisticados superaban las cinco plantas. Desde su punto más elevado, se tiene una vista magnífica del conjunto del oasis, incluida la ciudad moderna, y el Estadio Olímpico, construido por el ejército ante la expectativa de que algún día el país albergue las Olimpiadas, y en cuyas gradas, con un aforo para 20,000 personas, caben prácticamente todos sus habitantes.

Además de visitar las ruinas del templo de Amón, que cuenta con grabados del siglo IV a.C., entre los lugares de interés turístico dentro de la ciudad, destaca la Jebel al-mawta (Montaña de los muertos), una pequeña colina utilizada como necrópolis en el Antiguo Egipto, y cuyas tumbas conservan diversos murales de la época. También conviene visitar la mezquita de las ruinas de Aghurmi, y el manantial el baño de Cleopatra.

Un paseo por el desierto

Sin duda, el mejor periodo para visitar Siwa es en primavera o otoño, no sólo porque las temperaturas son más agradables, sino también porque es cuándo sus habitantes celebran sus festivales. Si el tiempo lo permite, puesto que las distancias son cortas dentro de la ciudad, una buena opción es alquilar una bicicleta durante un día (con un poco de regateo se puede conseguir un precio de alrededor de dos euros).

Es imprescindible dar un paseo en un todoterreno por el desierto de dunas

Asimismo, es imprescindible dar un paseo en un vehículo todoterreno por el espectacular desierto de dunas que rodea el oasis, llamado Gran mar de arena. Como parte del itinerario habitual, se visitan dos pequeños lagos, uno de agua salada, otro de agua dulce, y un manantial de aguas calientes y sulfurosas. El agua está limpia, y es una experiencia mágica poder nadar en pleno desierto, envuelto en un paisaje de montañas de arena blanca. Ahora bien, es muy importante llevar consigo repelente, pues los mosquitos de los lagos son especialmente incisivos.

Como colofón de la visita, nada mejor que una puesta de Sol en el desierto. Existen dos opciones igualmente atractivas: situarse a orillas del gran lago del oasis, o bien en la duna más elevada del desierto. Para el viajero que disponga de tiempo, nada mejor que poder comparar ambas.

Anuncios

Acerca de A. R. A

Tony R. Álvarez nacido en Algeciras provincia de Cadiz -Andalucia Spain, trabajo y resido en Algeciras. Consultor Hotelero.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Instagram

Hard Rock Cafe Insbruck Austria - Michael Rojas Buenos dias ❤️ @jaralvarez @jaralvarez @jaralvarez @jaralvarez @jaralvarez @jaralvarez @sohoboutiquehotels @jaralvarez @jaralvarez @mesonelcopo @ciprianreyes1 @ciprianreyes1 @ciprianreyes1 @ciprianreyes1 @ciprianreyes1 @ciprianreyes1
A %d blogueros les gusta esto: