//
you're reading...
News, Tourism

Un español en la cumbre de LVMH

Un español en la cumbre de LVMH JORDI MELENDO

Xavier Ybargüengoitia.

En dos edificios a ambos lados de la parisina avenida de la Grande Armée, casi frente a frente, se encuentran las oficinas de Moët-Hennessy, la división de vinos y espirituosos de LVMH (Moët Hennessy Louis Vuitton) el primer grupo mundial de empresas de lujo. Allí nos hemos desplazado para conversar con Xavier Ybarguëngoitia, un catalán que desde hace años reside en París y pasa los fines de semana con su familia en su casa del Penedès, siempre que se lo permiten sus obligaciones e incesantes viajes por todo el mundo como presidente y director general de Estates & Wines, una de las compañías del holding presidido por Bernard Arnault.

Ybargüengoitia, del que los aficionados españoles no saben mucho, se ha convertido en el español con la más alta responsabilidad dentro de alguno de los grandes grupos internacionales de vino de calidad con sede fuera de España.

PREGUNTA. ¿Cómo llega Xavier Ybarguëngoitia a presidir la compañía Estates & Wines ?

RESPUESTA. Yo era el director general de Möet Hennessy en España, la filial española que se encargaba de la distribución de todos los champañas, coñacs, etcétera, y además de la gestión de la bodega que en aquel momento existía, que era Chandon España. De hecho, me habían reclutado cinco años antes para poner en marcha esta filial que no existía, ya que anteriormente, la distribución se hacía a través de un agente con el que las relaciones, digamos que no eran muy satisfactorias y los resultados mucho peor todavía. No se conseguía hacer despegar el consumo de Moët & Chandon, y el del champán en general en España, un mercado dominado por el cava.

P. ¿Y cómo fueron los resultados?

R. La realidad es que los resultados fueron bastante positivos porque en sólo cinco años conseguimos pasar de un consumo de apenas 400.000 botellas a 1.200.000 y nos convertimos en el sexto país del mundo en cuanto a consumo de Moët & Chandon, lo que en un país dominado absolutamente por el cava, parecía bastante complicado. Además, conseguimos muy buenos resultados con Dom Pérignon, también con Hennessy, etcétera.

P. Y entonces se produce el salto a París. ¿Cómo fue el aterrizaje?

R. Un tanto turbulento, pues había muchas dudas sobre el futuro de los vinos tranquilos y espumosos en el grupo. De hecho los resultados no eran en absoluto satisfactorios, la tendencia negativa, con una estrategia un tanto errática con sucesivos cambios de dirección, lo que se añadía a la natural complejidad de dirigir un negocio fragmentado en 10 bodegas repartidas en varios continentes. Moët-Hennessy llegó a plantearse la posibilidad de desinvertir en el sector del vino, ya que no estaba claro que se pudiesen alcanzar los estándares económicos que el grupo espera de cada compañía. Afortunadamente logramos cambiar esta dinámica en un tiempo récord y convertir Estates & Wines en un sólido contribuidor a la rentabilidad del grupo.

P. ¿Me puede hablar sobre la filosofía de Möet & Chandon, una de las grandes e históricas casas de la Champaña, que la ha llevado a elaborar vinos espumosos en otros países del mundo?

R. La primera discusión sobre este tema que hubo en Möet & Chandon fue en 1958, o sea que estamos hablando ya de hace cierto tiempo. Es interesante porque revisando los antiguos libros de la ‘maison’, se encuentran comentarios del presidente en aquel momento, que era Robert-Jean de Vogüé, diciendo que habría un día en que la demanda mundial de burbujas de calidad sería tan grande que la Champaña no podría suministrarla; por lo tanto, había que encontrar otros lugares en el mundo, fuera de Champaña, donde fuese posible hacer vinos espumosos con el mismo método y de alta calidad para poder atender esta demanda futura.

P. Robert-Jean de Vogüé fue verdaderamente un visionario.

R. Fue totalmente visionario porque cuando vemos lo que está ocurriendo hoy, 60 años después, es exactamente esto, no hay que olvidar que el mercado mundial de vinos espumosos en general, sin entrar en detalles de calidad, está más o menos sobre los 2.300 millones de botellas anuales y la Champaña solamente elabora, en el mejor de los casos, entre 300 y 310 millones de botellas. Por tanto, el consumo de champán, respecto al consumo de vinos espumosos, es mínimo.

P. ¿Por dónde empezaron esta expansión internacional?

R. En el año 59 se fundó Bodegas Chandon Argentina, que fue la primera vez en que una compañía francesa, de Champaña, se instalaba fuera de Francia para hacer vinos espumosos de calidad. Luego esto se amplió por extensión geográfica a otros mercados y automáticamente después de Argentina vinieron California y Brasil en 1973, y en 1985 vino Australia. Luego ya más tarde vino España, con las Cavas Chandon en el Penedès, que más tarde se vendieron.

P. ¿Cómo vivió usted esta salida de Chandon del cava?

R. Tengo que decir que para mí personalmente fue algo muy duro. Cuando yo me hice cargo de Moët-Hennessy España a principios de 1996 las cavas, que llevaban prácticamente seis años funcionando, seguían con unos resultados muy malos, tanto a nivel de volúmenes como a nivel económico, estando claramente en pérdidas y desde luego nunca habían llegado a desarrollar los volúmenes que se esperaban en el momento inicial. Establecimos una nueva y ambiciosa estrategia, y con el apoyo de todos los trabajadores de las cavas, que hicieron un formidable trabajo, logramos que a los dos años ya se tuviesen beneficios, produciendo unos volúmenes de cava más que respetables una buena parte destinada a la exportación. Lo que ocurre es que la forma en que se concibieron estas bodegas seguramente fue desproporcionado a la capacidad del mercado español para absorber cava de una gama muy alta, que es la estrategia que siempre han seguido las bodegas de Möet & Chandon en el exterior de Francia. Entonces, en varios momentos, desde París, me propusieron la posibilidad de vender estas cavas. Yo intenté siempre defender el proyecto, y lo conseguí en dos ocasiones durante los cinco años que estuve en España. Pero cuando me nombraron presidente de toda la división lógicamente tenía muy claro hasta donde podía llegar esta operación en España, y era consciente de que siempre habría ese desajuste entre las inversiones que se habían realizado y lo que el mercado podía dar de si. En otras circunstancias se hubiera podido solucionar aumentando más la exportación, pero la exportación de gama alta también estaba limitada porque desgraciadamente la imagen del cava a nivel internacional, digamos que ha estado y está dominada por productos compitiendo en una gama relativamente baja del mercado y esto hace que en relación a otros productos, otros orígenes tipo Australia, tipo California e incluso Argentina, hay una cierta identificación, casi por mimetismo, de decir que si es cava tiene que ser más barato y si es de Australia puede ser más caro. Por ello decidimos finalmente vender las cavas centrándonos en el desarrollo de otros orígenes que nos ofrecen una mayor rentabilidad.

P. ¿En qué segmento de precios estaríamos hablando de los espumosos de Australia, Argentina…?

R. En general nosotros mantenemos una política de precios bastante homogénea en todos los mercados. Cuando analizamos el mercado del vino espumoso, estos 2.300 millones de botellas de consumo que antes mencionábamos, la realidad es que si excluimos el champán, sólo un 7% del consumo mundial de vinos espumosos corresponde a botellas que se venden por encima de los 10 euros la botella. Es decir, que estamos hablando de un segmento muy pequeño en relación a un gran consumo que está por debajo de esa cantidad. Nuestro posicionamiento más bajo estaría sobre los 15 dólares, lo que equivale más o menos a unos 12 euros.

P. Y luego llega una apuesta importante, que es Numanthia en España.

R. En el caso de los vinos tranquilos, sí, porque nuestra estrategia como unidad de Möet Hennessy está no solamente en desarrollar los vinos espumosos, sino que una parte importante, de hecho la mitad del volumen de nuestra compañía Estates & Wines, justo la mitad, es vino tranquilo. Vinos tranquilos de gama alta también.

P. ¿Todos los vinos tranquilos del grupo están en esta división?
R. Todos, excepto los iconos franceses como Cheval Blanc y Château d’Yquem que por desgracia no entran dentro de mi perímetro [risas], porque son maravillosos, tenemos muy buenas relaciones porque con Cheval Blanc tenemos un ‘joint venture’ con uno de los vinos que hacemos en Argentina, el Cheval des Andes. Mi responsabilidad ocupa todos los productos, todas las bodegas que el grupo tiene para hacer vinos espumosos y vinos tranquilos fuera de Francia, y tenemos en este momento 10 bodegas operacionales más algún nuevo proyecto, que podemos hablar más adelante, que es una bodega en China y otra en la India, solo para hacer vinos espumosos.

P. ¿Y por qué en la DO Toro, en concreto?

R. Toro representa un potencial extraordinario, de una Denominación de Origen que yo comparo, no tanto en el tipo de producto sino en cómo ha sido su evolución, con el Priorat. Una Denominación con unas características de terruño muy particulares, muy únicas, casi exclusivas en toda Europa, como es el hecho de que todavía existan viñedos prefiloxéricos, ya que como es una región tan seca la filoxera no fue capaz de desarrollarse. Cuando todo el viñedo europeo fue destruido por ella, Toro quedó totalmente a salvo. Y con unos vinos de una intensidad y concentración únicas, con un potencial de envejecimiento extraordinario, con lo que incorporamos algo diferente y completamente nuevo a nuestro portafolio.

P. Usted viaja constantemente por todo el mundo. En general, ¿cuál es la imagen del vino español?

R. Cada vez más en mis viajes lo que estoy viendo es que hay una mejora sustancial en esta presentación, es decir lo que se está vendiendo ahora en estos momentos son vinos ya de una gama media-alta muy interesantes. Creo que una de las ventajas que tiene España es que ha habido una generación de nuevos enólogos que han comprendido mucho mejor el mercado mundial y las necesidades del consumidor. Mi sensación personal, tal vez estoy equivocado, es que España ha ido por delante de Italia y de Francia en entender que había que cambiar un poco lo que se estaba haciendo en el mundo del vino y adaptarse mucho más al consumidor emergente de los nuevos países, y creo que este es uno de los motivos por lo cuales los resultados de las exportaciones de los vinos españoles en los últimos cuatro o cinco años están siendo muy positivos y claramente superiores a los resultados que consiguen Francia o Italia.

P. Nos vamos a la India y a China. ¿Cuál fue, de los dos, el primer proyecto?

R. El primero desde el punto de vista de decisión fue la India, el de China vino casi a continuación, muy seguidos en el tiempo, lo que ocurre es que va mucho más adelantado el de China que el de la India. De todas maneras, creo que a finales de 2012 la bodega de China estará totalmente terminada y a mediados del 2013 la de India.

P. ¿En qué zona de China se encuentra?

R. Está concretamente en una región que se llama Ningxia, a 30 kilómetros de la ciudad de Yinchuan, una región interior, una región pequeña dentro de lo que es el tamaño de las regiones de China y que es fronteriza con Mongolia. O sea es una región digamos norte-centro y evidentemente con una climatología dura, unos inviernos muy fríos, en estos momentos están a -20º, y con un verano muy corto, pero donde creemos que una muy buena capacidad para hacer vinos espumosos con una buena acidez. Allí realmente se pueden hacer las cosas bien. La mayor parte del viñedo de China, que es el sexto o el séptimo viñedo del mundo en extensión y por lo tanto la producción de vinos es bastante importante, está situado en la costa este, pero es una zona demasiado calurosa y muy húmeda para hacer productos de calidad.

P. ¿Allí solamente se elaborarán espumosos?

R. Sólo vinos espumosos y para el mercado doméstico. Hemos querido salir de donde están todos los viñedos de China por lo que decíamos, que es una zona demasiado calurosa y demasiado húmeda y nos hemos ido a una zona donde hay viñedos con los que se pueden elaborar vinos de calidad aunque las condiciones climatológicas son mucho más duras. La idea es hacer solamente vino espumoso y tan sólo para el mercado domestico. No vamos a exportar en absoluto los vinos de China al exterior.

P. ¿Y en la India?

R. El proyecto de la India tiene algunos puntos en común, pero no todos. Es un mercado que del mismo modo se desarrolla a una velocidad gigantesca, donde no hay ningún tipo de restricción de consumo del alcohol por tabúes religiosos. Lo que ocurre es que la India es una especia de macrocosmos en si misma con una serie de estados, regiones difíciles de coordinar y de manejar globalmente, con leyes fiscales para la importación completamente diferentes de un estado a otro, lo que hace que las importaciones no diría que son imposibles, pero sí que los impuestos de importación de bebidas alcohólicas son tan elevados que hacen que una botella de champán que en Europa se vendería sobre los 24 euros en la India se ponga a 100 o 120 euros. Es prácticamente imposible excepto para las personas muy ricas que pueden comprar una botella de champán. El objetivo es poder comercializar un espumoso a unos 20 euros que permita la accesibilidad a un mayor número de consumidores.

P. ¿Dónde se encuentran los viñedos y la bodega en la India?

R. Está en Nashik, a unos 200 kilómetros al norte de Bombay en el estado de Maharastra. En la India también hay viñedos, ya se producen vinos, aunque tanto en China como en la India vamos a plantar nuestros propios viñedos. Esta región la consideran el valle de Sonoma de la India.

P. ¿Qué castas van a utilizar para producir estos vinos espumosos?

R. Tanto en China como en la India hay chardonnay plantado, por lo que vamos a plantar principalmente pinot noir. Nuestra filosofía es que el pinot noir aporta sustancialmente una gran calidad al vino espumoso, aunque siempre que es posible lo completamos también con alguna variedad local. De todos modos, nuestros caballos de batalla en todos los espumosos que producimos en el mundo son chardonnay y pinot noir.

Anuncios

Acerca de A. R. A

Tony R. Álvarez nacido en Algeciras provincia de Cadiz -Andalucia Spain, trabajo y resido en Algeciras. Consultor Hotelero.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Instagram

Prontito!!!!!!!! @puroestrecho @puroestrecho @puroestrecho @puroestrecho @puroestrecho @puroestrecho @puroestrecho
A %d blogueros les gusta esto: