//
you're reading...
News

Cuento de Navidad!!

Decoration of Santa Claus, in the Nossa Senhor...

 

Lo que vio AndresínFoto

por DAVID GISTAU

Todo empezó en el Cortylandia de Felipe II. Andresín, cuatro, aguantó paciente la cola, como los demás niños, pese al frío que casi aturdía a los que aún no habían entrado en la caseta. Le picaba la bufanda, le incordiaban los guantes que le impedían pelar él mismo los sugus, no sabía muy bien cuál era el premio por la espera. Pero le contagió la alegría algo pringosa que irradiaban los demás, y hasta su padre sintió alivio porque le vio sonreír por fin después de varios días de una hondísima tristeza y de varias noches de intensas pesadillas para los que nadie en la casa encontraba explicación.

Todo iba bien, por tanto. Y Andresín sonrió aún más cuando, ya dentro de la caseta, expectante de no sabía qué, su padre le dijo que ya pronto iba a tocarle a él. Sonaban cascabeles y villancicos, olía a caramelo quemado, había paquetes con lazos dorados, nadie era infeliz en el ínfimo universo de la caseta. El anhelo de que esa noche durmiera sin pesadillas.

English: Cortylandia Christmas 2008 in El Cort...

Image via Wikipedia

 

Entonces le vio. Un esbozo entre la gente, primero. Luego, una identificación clara. Gordo. Barbudo. Vestido de rojo. ¡Él! Andresín se deshizo de la mano de su padre y, ante la perplejidad de duendes, familias y empleados de El Corte Inglés, gritó: «¡Papá Noel, hijopuuutaaaaa!» mientras atacaba con furia berberisca al entrañable, aunque algo sobrealimentado, hacedor de juguetes lapón. Tuvo tiempo de arañarle y de descargar dos puñetazos antes de que su padre lo atrapara y, pensando ya de dónde sacar dinero para el psiquiatra, se lo llevara mientras él pataleaba. Algunos niños habían roto a llorar. No se oían villancicos.

Durante los pocos días que faltaban para Navidad, hubo otras muestras de odio, aunque menos escandalosas. Andresín arrojó el mando a distancia contra el televisor durante la emisión de un anuncio de turrón en el que salía Papá Noel. Andresín destrozó el calendario de adviento, con una ventanilla con un bombón por cada fecha, en el que aparecía un Papá Noel sonriente removiendo con un cucharón una marmita de chocolate. Andresín quemó ‘christmas’ y descolgó del árbol bolas que evocaran a Papá Noel. Andresín escupió en la copa de champán que, la noche del 24, sus padres le dijeron que quedaba en el salón para que la bebiera Papá Noel después de dejar los regalos. Después de eso, le vieron partir por el pasillo, con su pijama de Spiderman, abatido, arrastrando por el cuello un osito penitente, y se les anegaron los ojos de lágrimas. ¿Qué le ocurría a Andresín? Foto

 

Lo que le ocurría a Andresín sólo lo sabía Alfonsito, su confidente del barrio con el que le juntaban para jugar, unas veces en la habitación de uno, otras en la del otro. Todas las navidades, Papá Noel visitaba la casa de Andresín, y ésta no había sido una excepción. Era una fiesta infantil en la que se reunían todos los primos y en la cual siempre faltaba el padre de Andresín, que en realidad se disfrazaba. Papá Noel, el verdadero Papá Noel, llegaba, jojojó, repartía dulces, aceptaba las cartas con las peticiones de regalos de los niños, y se volvía a marchar, dejando atrás cascabeles, risas y villancicos. En vez de quedarse con sus primos en el salón, durante un descuido de la empleada del hogar, Andresín había hecho algo distinto: había entreabierto una puerta de la parte más profunda de la casa. Como era demasiado pequeño para comprender que el disfraz de papá había hecho gracia a mamá, que conservaba parte del fuego clandestino del noviazgo, lo que Andresín vio fue a Papá Noel haciéndole a su madre, con la falda subida y arrebolada, algo que le dolía. Incesantemente. Vigorosamente. Se quedó tan bloqueado que ni le salieron las palabras cuando su padre, despojado del disfraz, hizo como que por fin llegaba.

La mañana de Navidad concluyó, el ‘hijoputa’ de Papá Noel regresó a Laponia, pero el estado de ánimo de Andresín no mejoró. Alfonsito le había hecho notar que aún faltaban por pasar los Reyes Magos.

Anuncios

Acerca de A. R. A

Tony R. Álvarez nacido en Algeciras provincia de Cadiz -Andalucia Spain, trabajo y resido en Algeciras. Consultor Hotelero.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Instagram

Felicidades Andalucía y a tod@ los Andaluces!!! Felicidades Andaluces!!!! Felicito y deseo a toda mi familia y amigos de la República Dominicana que pasen un feliz Día de La Independencia... FELICIDADES!!!!!!!! y VIVA LA REPUBLICA DOMINICANA!!!!!!! Akira calentita ❤ Akira 😍 En memoriam ☹️ ❤❤ mi Mama con nuestro amigo Patricio !! Jose y su nana Marleny  en cada Villa Rocio hace 20 años Luna de Miel de mis sobrinos Alfonso y Puri Sosua hace  18 años Mis hijos Michael y Jose 20 años atrás en Rep  Dom ❤❤ Boda mi hermano Pepe hace 41 años ❤ Manuel Moreno El Copo Palmones ❤ Playa  Palmones El Copo #andalucia El copo palmones
A %d blogueros les gusta esto: