//
you're reading...
News, Tourism

Ocho formas de ‘vivir’ Valladolid

Desde la noble huella de caballeros en sus imponentes castillos hasta el regalo al estómago de su gastronomía, pasando por sus vinos, su historia, su cultura y sus gentes hospitalarias. Son tantas las maneras de visitar esta provincia…

Noelia Ferreiro Castilla y León

1. Bajo el hechizo de sus castillos

Fortalezas de origen romano, baluartes que fueron testigos de sangrientas batallas, alcázares en los que nobles caballeros exhibían su poderío… Tantos castillos atesora Valladolid -más que ninguna otra provincia española- que sólo ellos, por sí mismos, constituyen una ruta apasionante. Algunos nacieron en tiempos de la Reconquista para garantizar la posesión del territorio; otros, fueron ogulloso fruto de las disputas entre León y Castilla. Nombrarlos todos sería labor imposible. Valga como muestra el de Montealegre, en cuyas sólidas atalayas pudimos ver a Charlton Heston en la película El Cid, o el de Fuensaldaña, nido de amor de los Reyes Católicos en los días siguientes a su boda. También el de Peñafiel, que debe parte de su grandeza al infante Don Juan Manuel, célebre autor de El Conde Lucanor, y que, comparado con un inmenso barco anclado en la meseta, se ha erigido en símbolo de una provincia que se jacta de ser inexpugnable. Y con razón.

2. Surcando el Canal de Castilla

El bote ‘Antonio de Ulloa’.

Hubo una vez un sueño: unir, por agua, Madrid y Santander. Un sueño de la Ilustración, allá por el siglo XVIII, orientado a promocionar los productos de la Meseta -el vino, la lana, los cereales…- para darles salida al Cantábrico. Y este sueño -irrealizado, como casi todos los sueños- dio lugar al que hoy es el único canal navegable de España: el Canal De Castilla, un curso de río artificial que, en la parte que baña Valladolid -también lo hace en Palencia y Burgos- se llama Ramal de Campos y ofrece un espectáculo único. Una franja húmeda que se abre paso entre la estepa castellana, llenado sus riberas de olmos, álamos, chopos, acacias y zarzamoras. Y con ello también de aves, liebres, zorros, nutrias… Embarcarse en Medina de Ríoseco a bordo del bote Antonio de Ulloa y emprender un agradable paseo por este oasis es otra forma de conocer la provincia, mientras se asiste al formidable sistema de las esclusas y se admiran, en el camino, importantes joyas arquitectónicas. ¿Quién dijo que la Meseta era toda seca y amarilla?…

3. Con un tributo a la Literatura

Esta tierra que ha visto nacer y crecer a tantos escritores ilustres -José Zorrilla, Jorge Guillén, Rosa Chacel, Miguel Delibes…- tenía que reservarse un rincón consagrado a la literatura. Ahí está Urueña cumpliendo este cometido y erigiéndose en una cita imprescindible para los amantes de las letras. Porque Urueña es, desde el año 2007, la primera Villa del Libro de España y una de las únicas 25 que existen en todo el mundo. En esta recoleta aldea medieval dotada de unas murallas del siglo XII y de un castillo que ejerce como balcón sobre Tierra de Campos todo gira en torno a los libros, en especial a los libros antiguos, raros, viejos o descatalogados. Repartidas por sus calles y sus corros, las librerías se multiplican en espacios públicos recuperados y especializadas en temas -naturaleza, cine, tradiciones, vino…- como bien indica la cita literaria que cada una de ellas tiene caligrafiada en su fachada. El resto: eventos relacionados con la literatura, congresos de escritores, talleres… y el Centro Cultural e-LEA, con su interesante exposición Entre líneas. Una historia del libro.

4. A través de sus joyas artísticas

Las villas Romanas.

Empecemos por los palomares, la construcción popular por excelencia de Valladolid. Belleza rústica donde las haya porque en su día sirvieron para complementar la economía familiar con la cría de pichones y hoy son ya un reclamo turístico por la variedad de sus formas y porque otorgan al paisaje un elemento diferenciador y único en la rutina de los campos amarillos. Más allá de éstos, la provincia de Valladolid atesora una larga lista de joyas artísticas. Destaquemos, por ejemplo, la iglesia mozárabe de San Cebrián de Mazote o la de Santa María de Wamba, dejemos a un lado el soberbio Monasterio de la Santa Espina, y vayamos directos a la Colegiata de San Luis, el llamado Escorial Vallisoletano, donde se educó Jeromín, el hijo bastardo de Carlos V. Y no olvidemos los múltiples vestigios de arte mudéjar en localidades como Alcazarén, Fresno el Viejo, Mojados, Pozaldez, Matapozuelos… y los dos grandes referentes: Olmedo y Medina del Campo. Y para arte clásico, el Museo de las Villas Romanas, en Almeara de Adaja y Puras, donde perviven los restos de una lujosa casa del siglo IV, así como un museo con todas las claves de esta época.

5. Con el estómago (bien) lleno

Si el pan, alimento básico de la dieta diaria, tiene en Valladolid marca de garantía, qué no será del resto de su gastronomía, una de las más completas y variadas. Porque la cocina de esta provincia tiene la baza de una excelente materia prima que resulta especialmente apta para la receta tradicional y la elaboración artesanal de sus platos. ¿El protagonista indiscutible? El lechazo, alimentado con la leche materna de la oveja churra y asado en horno de leña o cocinado a la parrilla o frito… Un manjar que comparte el apartado cárnico con el cochinillo, el conejo, las perdices y la liebre, pero también con los embutidos, salchichas y morcillas derivados del cerdo y con el pichón de Tierra de Campos, tierno y sabroso. Para compensar, los productos fresco de la huerta -lechugas, endivias, espárragos… y el famoso ajo castellano- y también hongos, setas y níscalos que crecen bajo los bosques. Y de postre, además de deliciosos quesos de oveja, una repostería contundente con el piñón típico de la zona. En restaurantes castizos como las Bodegas Subterráneas de Fuensaldaña o en templos de la innovación culinaria como La Botica, en Matapozuelos, la gastronomía pucelana no deja indiferente a nadie. Y ahí es poco.

6. De vinos para dar y tomar

Viñedos en Valladolid.

Hablar de Valladolid es hablar de sus famosos vinos, con los que se riegan las delicias del apartado anterior. Nada menos que cinco Denominaciones de Origen atesora esta provincia: Rueda, Cigales, Tierra de León, Toro y Ribera del Duero, esta última con bodegas tan emblemáticas como Vega Sicilia, Tinto Pesquera o Protos, por poner sólo tres ejemplos de entre las más de doscientas marcas. Esta última es la más veterana del grupo -nació en 1927- y destaca por su nuevo edificio, una joya arquitectónica diseñada por Richard Rogers, el autor de la T4 de Barajas. Pero para entrar de lleno en el inabarcable mundo enológico de Valladolid -y de toda Castilla y León- hay que visitar el Museo del Vino, en el solemne Castillo de Peñafiel. Un espacio que explora y explica todos los aspectos relacionados con la viticultura, al tiempo que organiza un interesante programa de actividades culturales: catas, maridajes, convenciones, congresos… y también conciertos, monólogos y hasta sesiones de DJ. Por algo se trata de uno de los museos más visitados de España.

7. Con la salud por bandera

Tanto comer bien y beber mejor requiere un extra de relax. Y si es de manera profesional, mucho mejor aún. Para ello existen en la provincia dos citas inexcusables. La primera está en el Hotel Balneario de la Villa de Olmedo, asentado en un convento mudéjar de monjas de clausura que se remonta al siglo XII. Un complejo en el que el estrés tiene prohibida su entrada gracias a novedosas técnicas con aguas hipotermales, beneficiosos tratamientos para el organismo y mágicas piscinas en un impactante claustro termal. La segunda está en el hotel rural La Vida de Aldeayuso, con su dedicación a la vinoterapia. Un proyecto innovador que emplea los aceites esenciales extraídos de la semilla y del hollejo de la uva para alimentar esa filosofía de la desaceleración, del amor por lo pausado, lo pequeño y lo local. La filosofía del movimiento Slow, a la que se acoge este establecimiento… Nunca habrá sentido tanta paz.

8. De fiesta, con sus gentes

El Vítor, en Mayorga.

Porque es la mejor manera de descubrir el carácter alegre y hospitalario de los pueblos vallisoletanos. Peñas, encierros, corridas de toros, manifestaciones folklóricas y celebraciones en las que emerge la autenticidad de esta tierra muy entregada a las tradiciones religiosas, pero también a las conmemoraciones históricas y la fiesta con mayúsculas. Destaca la Semana Santa, que tiene un sabor especial, y una larga lista de festejos como los de Nuestra Señora y San Roque (Peñafiel), la Virgen de los Pegotes (Nava del Rey), el Toro de Vega (Tordesillas), la Vaca Enmaronada (Palazuelo de Vedija) o el Vítor (Mayorga), que ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional. También, por supuesto, la Fiesta de la Vendimia de Cigales y una curiosidad: la Concentración Internacional de Pingüinos, el fin de semana siguiente a los Reyes Magos. ¿Aves marinas? No, motoristas que, desde hace 30 años, acuden a esta cita, una de las de mayor renombre a nivel mundial.

Anuncios

Acerca de A. R. A

Tony R. Álvarez nacido en Algeciras provincia de Cadiz -Andalucia Spain, trabajo y resido en Algeciras. Consultor Hotelero.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Instagram

Felicidades Andalucía y a tod@ los Andaluces!!! Felicidades Andaluces!!!! Felicito y deseo a toda mi familia y amigos de la República Dominicana que pasen un feliz Día de La Independencia... FELICIDADES!!!!!!!! y VIVA LA REPUBLICA DOMINICANA!!!!!!! Akira calentita ❤ Akira 😍 En memoriam ☹️ ❤❤ mi Mama con nuestro amigo Patricio !! Jose y su nana Marleny  en cada Villa Rocio hace 20 años Luna de Miel de mis sobrinos Alfonso y Puri Sosua hace  18 años Mis hijos Michael y Jose 20 años atrás en Rep  Dom ❤❤ Boda mi hermano Pepe hace 41 años ❤ Manuel Moreno El Copo Palmones ❤ Playa  Palmones El Copo #andalucia El copo palmones
A %d blogueros les gusta esto: